Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 5 de enero de 2017

LOS SATURNAZOS VENEZOLANOS. 5 de Enero del 2017 comienza a cambiar la historia


Saturno, es el planeta que se relaciona con el pasado. En la carta de un país se refiere a la manera de hacer política y a las dificultades y restricciones para crecer.
Venezuela nació con Saturno retrógrado a 21 grados de Sagitario, por lo que como país estamos obligados a ser los mejores. Tenemos la mejor Constitución, pero se aplica a conveniencia. Saturno hace que nos pongamos máscaras demostrando algo que no somos. En el signo del centauro nos hace preferir lo extranjero a lo hecho en el país.
Cada 28 años (aproximadamente) este planeta regresa a su posición inicial, obligando a las personas, sociedades, realizar algún tipo de corrección y madurar después de eventos que obligan a hacer las cosas diferentes.

OLIGARCAS AL PODER:


El primer Saturnazo venezolano lo vivimos a partir del 27 de noviembre de 1840. En ese momento teníamos al primer caudillo venezolano que estaba en el poder: el geminiano José Antonio Páez, quien el año anterior había sido electo por segunda vez presidente constitucional; y en torno a él estaban los máximos representantes de la oligarquía conservadora. Para esa fecha José Antonio Páez había amasado una considerable fortuna, siendo propietario de los hatos más grandes del país.
En 1840 nace el primer partido político en Venezuela: El partido Liberal quien se opondría a las políticas del gobierno de Páez y sería protagonista de la historia política de la segunda mitad del siglo XIX venezolano.
Un saturnazo que nace con una naciente oposición que exigiría cambios en la política y manejo del país.

REVOLUCIONES, GUERRA Y LUCHAS DE CLASE:


El segundo retorno de Saturno arranca el último día del año de 1869.
En 1868 muchos conservadores comenzaron a apoyar a miembros del partido liberal, lo que ocasionó en abril de 1870 la Revolución Azul, liderada por Guzmán Blanco. Se estaría cerrando en Venezuela el ciclo de los Monagas (liberales), quienes estaban repitiendo los mismos errores de los conservadores.
Esa oligarquía liberal seguía cometiendo abusos políticos, sectarismo político, corrupción, mal manejo de la Hacienda Pública, falta de preocupación del gobierno central con las provincias. Las consecuencias fueron una violencia política extrema y gran caos social.

VUELVEN LOS CAUDILLOS:


Llegamos al tercer saturnazo un 14 de febrero de 1899, con la desaparición de esos dos partidos y la llegada de Cipriano Castro en el poder a través de una Revolución llamada Liberal Restauradora. En ella se buscaba modernizar a las Fuerzas Armadas, cancelar la deuda externa y lo más importante que era volver a un gobierno centralista, algo que molestaba a los caudillos que mandaban en algunas regiones del país.
En noviembre de 1899, Saturno vuelve a pasar factura desde Sagitario apoyado también por el Nodo Norte en ese signo. Una conjunción planetaria que exigía que el país comenzará un siglo XX abriendo sus puertas a la modernidad. Era el momento para estudiar, prepararnos, ser libres y tener fe.

LA GENERACIÓN DEL 28:


El cuarto retorno de Saturno comienza el 16 de diciembre de 1928 con un movimiento de carácter académico y estudiantil que derivó en un enfrentamiento con el régimen de Juan Vicente Gómez. Un Saturno conjunto al sol y al planeta mercurio indicando que esos jóvenes que estaban presos del Régimen pronto serian protagonistas de la política venezolana, 29 años después.

EL PUNTOFIJISMO:



El quinto retorno de Saturno comienza justo el 24 de enero de 1958, solo un día después de la caída de la dictadura de Pérez Jiménez.
En esa carta encontramos a un Sol opuesto al planeta Urano, indicando un giro de 180 grados en la dirección del país. Pasaríamos de un gobierno militar de derecha a un socialismo moderado de izquierda, con una coalición de partidos para mantenerse en el poder.

MUERTE DE LA IV REPÚBLICA:


El sexto retorno de Saturno comienza el 1 de diciembre de 1987, señalando la muerte del Pacto de Punto Fijo, del bipartidismo de AD y Copei y de la desaparición de la IV República que había comenzado con José Antonio Páez.
En este ciclo tenemos la muerte física y política de Carlos Andrés Pérez, Rafael Caldera y la desaparición de Hugo Chávez quien muere justo en su segundo retorno del planeta Saturno.
Observando la carta levantada para ese sexto retorno encontramos a un Saturno en casa XII con Urano, en trígono a Júpiter; indicando acontecimientos relacionados con juicios políticos y la llegada de un militar al poder, luego de una intentona golpista.

SANAR EL PASADO:

El séptimo retorno de Saturno significa de nuevo un cierre del pasado. Comienza este 5 de enero del 2017 con el planeta del karma formando en el cielo un trígono a Urano y un sextil a Júpiter.
Saturno nos conecta con la realidad y nos obliga a trabajar la fe y la certeza de que sí se pueden alcanzar los sueños. Aun cuando tengamos un panorama gris sabemos que las cosas si van a cambiar.
Es la ley del karma, es la ley divina. Todo lo que se ha sembrado, se recogerá en los próximos años.
Los venezolanos necesitamos sentido común, discernimiento, sabiduría y reflexión para prepararnos a los grandes acontecimientos que están por venir.
Si comparamos este momento en la historia política venezolana podemos ver la similitud con todos los retornos de Saturno que hemos tenido.
Ahora hay una oposición que es muy parecida a los liberales, a los puntofijistas del siglo XIX y XX de la historia venezolana.
No es casual que hoy se esté iniciando un periodo legislativo con un representante del pacto de la oposición venezolana: Julio Borges. Él, junto a Ramos Allup, y muchos otros de la MUD, son personajes que le han sacado provecho a la política venezolana en estos últimos años y que ahora con Saturno en la casa IX, junto al planeta mercurio se verán obligados a darle paso a jóvenes políticos que ofrezcan un nuevo liderazgo.
Es importante mencionar que el mismo día que inicia un Saturnazo no es señal de que todo se transforme y cambie. Son procesos que se abren y que deben madurar en el tiempo indicado.
En la mitología Saturno devoró a sus hijos, pero no pudo con Júpiter quien al final pudo destronarlo.
El devorar a los hijos metafóricamente significa querer tener todo el control e impedir que los demás crezcan.
Todo lo que se estanca y permanece mucho tiempo sin ofrecer un cambio está destinado a su desaparición.
En los próximos años, Venezuela tendrá una renovación de los poderes políticos.
Este saturnazo en Venezuela nace con un ascendente en Aries, con la luna y urano. Un pueblo protagonista de cambios, cuando se decida a liberar los miedos y romper las cadenas que lo tienen atado.
El primer saturnazo comenzamos con un ascendente cáncer, marcado con personajes que venían de la independencia y reclamaban poder político.
Ahora los militares, de la mano de un geminiano, están escribiendo un nuevo capítulo en la historia de Venezuela. Tienen la oportunidad de escuchar al pueblo y de transformar el karma de las 7 generaciones, ya explicado en este mismo blog.

Pidámosle a Saturno, que enseñe a nuestros gobernantes el camino de la justicia y el respeto para todos por igual y que nadie es superior a nadie y que todos necesitamos crecer y responsabilizarnos de nuestro futuro.

ORACIÓN A SATURNO:

Invoco y llamo a las fuerzas divinas de Saturno, representante de la justicia, el derecho y el supremo orden de Dios, para que confirme en el alma de todos los venezolanos las sabias y elevadas cualidades de que es poseedor y que elimine la ignorancia y nos devuelva los valores de la educación.
No te olvides de las pestes de tu pueblo y elimina en los gobernantes el apetito insaciable del poder que los corrompe y destruye”


¡DIOS BENDIGA A VENEZUELA EN ESTE SÉPTIMO SATURNAZO!!